DISCURSOS  PRONUNCIADOS  EN  NUESTRAS  CELEBRACIONES

  Discurso del Ing. Alejandro Pino Gutiérrez Presidente del Club Arequipa, el 9 de Agosto del 2012, en el homenaje a Mariano Melgar.

Señores miembros del Cuerpo Jurídico del Ejército y del Fuero Militar Policial.
Señora  Directora de la Institución Educativa Mariano Melgar.
Damas y Caballeros, socios del Club, amigos todos.


    
Hoy, como todos los años en esta fecha, a los arequipeños que residimos en Lima, se nos da la oportunidad de ocupar esta tribuna al pie del monumento a Mariano Melgar, para rendirle nuestro homenaje y reiterarle nuestro testimonio de admiración y gratitud.
     Cuán grato y honroso es para mi, como Presidente del Club Departamental Arequipa, resaltar públicamente la actitud ejemplarizadora como fue la vida del poeta y Prócer de la Independencia, no sólo por el justo tributo a quien adelantándose a todos, con visión admirable e indómito valor, luchó por la igualdad y la justicia, sino por la afirmación categórica de que el Perú fue la Cuna de la Revolución de las Colonias de España en América.
     Para los peruanos, especialmente para los arequipeños, es un deber ineludible resaltar el papel protagónico que tuvo Mariano Melgar en el proceso ideológico de la gestación nacionalista de la  independencia y de la solidaridad americanas, poseedor de una prestigiosa personalidad que reúne en si las más esclarecidas virtudes: inquebrantable amor a la patria, talento, valor, sagacidad e inflexible dignidad.
     Fue  un joven y precoz poeta que no alcanzó a madurar porque la muerte lo sorprendió buscando la patria libre. Mariano Melgar expresa un sentimiento andino mestizo, que nadie se había atrevido a exponer hasta ese entonces en una sociedad tan prejuiciosa y españolizada que se agravaba por el centralismo limeño. Visto desde este ángulo, es el iniciador de la poesía verdaderamente peruana, sin acudir a los estilos europeos para pretender que lo consideren poeta.
     A los 16 años conoce a María Santos Corrales, la Silvia de sus amores, una bella niña de 9 años, quién inspiró las más grandiosas notas de su lira. En sus elegías, en sus sonetos, en sus yaravíes, transborda la encendida pasión, el dolor de amar, el deseo infinito de confundirse con el ser amado, la nostalgia de horas de ventura que pasaron, la desesperación y la esperanza, el ansia del olvido, la decepción y la plenitud de amar a través de la vida y a través de la muerte: siendo, además, el amor de Silvia una forma de su amor a la patria. Evidenciada en su expresión… ¨Por Silvia amo a mi patria con esmero y por mi patria amada a Silvia quiero¨.
     Persuadido por sus padres para estudiar jurisprudencia (pretexto para alejarlo de Silvia) vino a Lima, donde fue profesor de Teología, Derecho, Historia y Matemáticas. Esta metrópoli estaba sacudida por el ardor oratorial de Baquijano y Carrillo y preñada de inquietud revolucionaria, lo cual fortaleció su convicción liberal, empezando a tomar interés en los temas políticos, e influyó en su  preparación para la lucha de la libertad de la patria.
     De regreso en Arequipa, pide la mano de su amada, pero la niña, influida por sus padres, está contra el poeta, por lo que Melgar sufre los desdenes de Silvia. Todo su drama amoroso y biografía puede considerarse verosímil, siendo tomado de su conocida “Carta a Silvia”, en la que el poeta expresa, en 522 versos, cómo conoció el amor y el dolor, hasta la aparición y pérdida de su amada niña. Apesadumbrado, opta por la soledad de la campiña de Majes, impregnando el ambiente con la tristeza de sus yaravíes.
     En el año 1814 se produce la revolución de Pumacahua en el Cusco, que hace zozobrar la aparente tranquilidad del Virreinato. Melgar, que se encontraba en Majes, se adhiere a la gran causa libertaria y marcha al combate por la Independencia Nacional.
     En la batalla de Umachiri (Puno) Melgar se batió como el mas valiente, dirigiendo la artillería, manejando en los momentos culminantes el cañón con destreza. Pero Ramírez,  general realista, destruyó las tropas rebeldes, y Melgar fue hecho prisionero. Sereno y estoico afrontó el injusto proceso sumario que se le instauró allí mismo, por ser un patriota.
     Le quieren proporcionar la ocasión de la deshonra, en la creencia de que, por sus años mozos,  puede sucumbir a la flaqueza de la delación. Pero hay convicción patriótica en el joven poeta y hay presentimiento claro de una nueva aurora americana. Por eso fue sentenciado a muerte y fusilado en la mañana del 12 de Marzo de 1815, cuando aún no había cumplido los 25 años. El padre del poeta mártir murió al saber la noticia.
     En mensaje antes de su muerte, Melgar expresó a los oficiales españoles: ¡Cubran sus ojos, ya que ustedes son quienes necesitaran misericordia porque América será libre en menos de diez años!  Nueve años más tarde se selló la independencia del Perú y América ante España.
     La gloria de Mariano Melgar no sólo es gloria arequipeña, ni siquiera gloria peruana, es gloria de América, gloria de aquellos que creen y luchan por el amor y la libertad.
     Al evocar la gesta heroica de la independencia, a sus precursores, héroes y próceres, debemos reflexionar que si ella fue posible, se debió, no sólo al generoso ideal que alentó a los pueblos en su largo batallar, sino a la fraterna entrega de la vida por algunos patriotas que la ofrendaron por esta causa, fertilizando con su sangre la semilla de la revolución de la independencia, y la libertad.
     La muerte de Melgar produjo un sentimiento general que  ha calado profundamente en la gratitud del pueblo arequipeño, que siempre será el abanderado de las protestas y rebeliones por las causas justas del país. ¡ Qué hermoso legado dejó para la posterioridad nuestro prócer de la independencia y precursor literario !, ¡ Qué admirable conducta !
     Hoy, más que nunca, actitudes ejemplarizadoras como las de Melgar tienen que tener plena vigencia. Es necesario retemplar el espíritu con el ejemplo de hombres que con el caudal de su idealismo y la magnitud de su obra se dignifican, como lo hizo Mariano Melgar que sirvió de inspiración a todo un pueblo, y se convirtió en guía de las nuevas generaciones. Por  ello, toda conmemoración debe tener un propósito docente, sacando del pasado las mejores enseñanzas para volcarlas en el porvenir.

                                                                              Muchas gracias                                                                                                                                                                            REGRESAR
 

  Yaraví LVII    (Dedicado a  Mariano Melgar por el poeta arequipeño Jorge Bacacorzo)

Llueve. Llueve en Arequipa
Todo Umachiri y sus ríos
bajan del aire.
Llueve a cántaros la pena
Llueve, llueve el yaraví
Sangre en el frío.
Lo alegre llora tristeza,
lo triste llena la noche
tambores de agua.
Por callejones de viento
Mariano Melgar galopa,
duelo en los árboles.
Camino de los perales
Mariano Melgar galopa
entre las brumas
Con espada y con guitarra
avisa días de viento,

pasos de pólvora.  

   
  Discurso del Ing. Alejandro Pino Gutiérrez Presidente del Club Arequipa, el 15 de Agosto del 2012, en la Sesión Solemne por el Aniversario de Arequipa.

     Como Presidente del Club Departamental Arequipa, constituye para mí el más alto honor que se me ha concedido, el rendir homenaje a nuestra querida ciudad de Arequipa, conocida como la Villa de Nuestra Señora de la Asunción del Valle Hermoso de Arequipa, que fue fundada, un día como hoy, el 15 de Agosto del año 1540.

     Hace 472 años, el Teniente Gobernador don Garcí Manuel de Carvajal, efectuó los rituales de rigor que se consignaron en el Acta de fundación, cuya lectura ha efectuado nuestro Secretario General. En 1541, es decir al año de su fundación, Carlos V, por Real Cédula le otorgó el Escudo de Armas que actualmente ostenta, El 7 de noviembre de 1575 (34 años después) el Virrey don Francisco de Toledo le dio el título de MUY NOBLE Y MUY LEAL, y ya en la República el Presidente Luís José de Orbegoso la denominó HEROICA CIUDAD DE LOS LIBRES DE AREQUIPA.

     Arequipa siempre ha sido reconocida como una ciudad de espléndida belleza, por su arquitectura, que la apreciamos en sus Iglesias y Conventos, sus lindas casonas coloniales con fachadas de muros lisos o con pequeñas molduras, grandes portones, y ventanas con rejas de fierro. Además de  la pureza de su cielo y el encanto de su campiña, todo lo cual se complementa con  la rebeldía y pujanza de su pueblo, y la lucidez de sus patricios.

     El arequipeño, se ha caracterizado por ser un tipo blanco, de buena memoria, alegre y trabajador, antiguamente dedicado en su mayoría a los trabajos agrícolas, de allí lo de Chacareros y Characatos, como se conoce popularmente a la gente arequipeña. Pero, en su afán de superación, muchos arequipeños destacaron por sus artes o sus obras, como Mariano Melgar, nuestro patrono y el Deán Juan Gualberto Valdivia y Don Pedro Paulet Mostajo, cuyas semblanzas hemos escuchado, y a quienes les rendimos tributo hoy.

     Pero la lista de ilustres arequipeños es larga. Sólo mencionare algunos por abreviar este discurso: Juan Pablo Viscardo y Guzmán , Nicolás de Pierola, José Luis Bustamante y Rivero, Francisco García Calderón, José Gregorio Paz Soldan, Honorio Delgado, Francisco Mostajo, Víctor Andrés Belaúnde, José María Quimper, Percy Gibson, Alberto Hidalgo, César Atahualpa Rodríguez, Mario Vargas Llosa, Hipólito Sánchez Trujillo, Jorge Vinatea Reynoso, Teodoro Núñez Ureta, María Nieves y Bustamante, Luis Duncker Lavalle, Juan Landazuri Ricketts, y muchos otros ilustres arequipeños que me perdonarán por no mencionarlos.

     Frente a este escenario, de pertenecer a la Ciudad Blanca, gravitante en la historia del país, de eterno cielo y hermosa campiña, con grandes atractivos turísticos como el Cañón del Colca y el de Cotahuasi, el Convento de Santa Catalina, el Molino de Sabandía, la mejor y mas variada gastronomía del Perú, y los grandes hombres ilustres que emergieron de su suelo, se nos presenta un enorme reto a los arequipeños y provincianos en general.

     El Gobierno ha promulgado la Ley de Clubes Departamentales, Provinciales y Distritales, y su respectivo reglamento. Con estas normas se nos da la potestad de trabajar, coordinar y fiscalizar el trabajo con los diferentes organismos del Estado, sea en el Gobierno Central, Regional o Local, en todo lo que se refiere al desarrollo de nuestros respectivos departamentos. Por otro lado se ha creado recientemente el Ministerio de Cultura.

     Ha llegado pues, la hora de coadyuvar y exigir el mayor desarrollo de nuestras ciudades, de poner en valor nuestros atractivos turísticos que están en nuestras provincias, para que se complementen con los ya conocidos por el mundo entero, tenemos que acrecentar el desarrollo de nuestra gastronomía revalorando y rescatando sus potajes e insumos, que la hagan sostenible en el tiempo. Y, lo más importante, rendir tributo y homenaje a tantos hombres ilustres, como los antes mencionados, que han trascendido y ofrendaron su vida y sus obras a la posterioridad como un legado para la juventud.

     Juventud que se ve agredida por situaciones mediáticas, como tener nuestra tabla de valores invertida, en la que se pospone la dignidad, se silencia la virtud, se premia la incondicionalidad, y se abren paso los oportunistas, que buscan la ostentación y éxito a cualquier precio.

     Frente a ello, tenemos que trabajar siguiendo el ejemplo de hombres, que con el caudal de su idealismo y la magnitud de su obra, han servido de inspiración, y se han convertido en guías de las nuevas generaciones. Invito pues, a los socios, y a los que todavía no lo son a que se afilien a nuestro Club, para trabajar bajo este marco que nos señalan las normas antes citadas, y hagamos todo lo posible por mantener y acrecentar el desarrollo de nuestra querida  Arequipa, y darnos razón a nosotros mismos del porqué somos tan orgullosos y porqué tenemos tan alta la auto estima de ser arequipeños.

     Hoy, con estas líneas le rindo un homenaje especial a nuestra ciudad al celebrar el 470° Aniversario de su fundación, haciendo votos por su progreso, con el compromiso de todos nosotros los componentes de la Junta Directiva que me honro en presidir, de continuar trabajando por este Club Departamental que es la casa de todos los arequipeños que residimos fuera de nuestro terruño, y que cariñosamente la llamamos la Embajada.
 

                                                                                   Muchas Gracias
                                                                                                                                                                                                                                                          REGRESAR