PALABRAS DE LA MADRE DEL AÑO 2013

LIDIA BERNAL DE BEJARANO 

Agradezco a los directivos del Club, al haber sido considerada para representar a la madre arequipeña este año 2013.  Sé que acá presentes hay muchas madres que merecen más que yo esta distinción, pero asumo esta responsabilidad con el anhelo de hacer público mi reconocimiento a la nación que me acogió: al darme  la  oportunidad de radicar acá, de desarrollar mi vida como educadora y como madre y que mis hijos hayan tenido la posibilidad de estudiar  en universidades nacionales, y continuar desarrollándose profesionalmente, sin necesidad de emigrar,  manteniendo así la unión familiar.

Un agradecimiento muy especial a la Blanca Ciudad de Arequipa, que gracias a ella tengo el amor de un arequipeño que, influenciado por el Misti, arrastra consigo la nevada (condición  sine qua non de los arequipeños) pero que no es óbice para  demostrar  un amor incondicional durante toda nuestra vida juntos, a su familia y a su querida y bella Arequipa.

A la comunidad arequipeña acá en Lima como en Arequipa, comenzando con los familiares y amigos que me han brindado su amistad y su cariño, este agradecimiento, que engloba también a los amigos y amigas  que nos han recibido con los brazos abiertos desde nuestra llegada al país. ¡Hace 37 años ! Toda una vida. En los momentos difíciles han estado junto a nosotros, y hoy, nos acompañan en este momento tan especial.

Un agradecimiento a mis hijos, por ser como son, a mis nueras por el cariño brindado, y a mis nietos: Miranda, Valeria y Adrián que son nuestra alegría y los que diariamente nos roban nuestro corazón.

Para concluir: el amor me trajo hasta aquí, continúa el amor y continúo aquí.  Tengo dos hijos argentinos de nacimiento, un hijo limeño y un esposo arequipeño.  La familia se amplió, con las nueras y los nietos peruanos.  Como dice la canción “Gracias a la vida que me ha dado tanto…”

Me siento tan argentina, tan peruana y tan arequipeña como la que más.

Como manifestara Roberto en una oportunidad: “Estoy convencido que mi hogar tiene sabor internacional: Argentina, Perú y Arequipa.  ¡Lo máximo!!”

                                                                                                      Gracias

                                                                                                                REGRESAR